El clima laboral, es el ambiente en el que se desenvuelven los trabajadores dentro de una organización, está estrechamente ligado a la forma en la que trabajan, la relación que tienen con sus compañeros, las instalaciones en las que se encuentran, la ergonomía que estas les ofrecen, así como las herramientas con las que cuentan para desempeñar su trabajo. Es la manera en la que se desarrollan las actividades laborales, y esta influye directamente en la motivación y estado de ánimo de los colaboradores, así como su satisfacción con la compañía.

Cuando se tiene empleados satisfechos la probabilidad de lograr mejores resultados aumenta, ya que un empleado feliz siempre tendrá un mejor rendimiento lo que se verá directamente reflejado en la productividad para la compañía, lo que a su vez permite crear cierta fidelidad de parte de los colaboradores con la empresa.

Por el contrario, cuando se tiene un mal clima laboral dentro de las organizaciones, la rotación de personal siempre es alta, lo que genera gastos para la empresa, y en ocasiones interfiere con la productividad de esta. Ocasiona que los trabajadores se encuentren desmotivados, insatisfechos, tengan malos resultados, con un ambiente hostil, lo que incluso pudiera ser perjudicial para su salud.

Factores que generan un buen clima laboral

Ambiente físico. Contar un espacio adecuado, dimensiones que le permitan al colaborador desempeñar sus actividades, que tenga buena iluminación, el equipamiento necesario, incluso la decoración llega a influir.

Liderazgo. Un buen estilo de liderazgo siempre va a impulsar a los trabajadores, creando un ambiente de comunicación, colaboración, desarrollando su espíritu de trabajo en equipo, y motivándolos para tener un mayor rendimiento.

Buenas relaciones interpersonales. Cuando se cran vínculos de respeto, compañerismo, solidaridad, honestidad y lealtad entre los colaboradores se logra construir un vínculo que les permite hacer más llevadera la interacción y colaboración entre ellos, lo que les permite crear un ambiente positivo en el trabajo.

Reconocimiento. Si bien es constructivo identificar y trabajar en las áreas de oportunidad de los empleados, también se debe equilibrar reconociendo el trabajo bien hecho públicamente y destacando las habilidades de los colaboradores, de esta manera se sentirán motivados a crecer tanto personal como profesionalmente, lo que creará un ambiente más grato para ellos.

Como ya vimos, un buen ambiente laboral siempre motivará a los empleados a tener un mejor desempeño y se creará una lealtad con el talento humano de la empresa lo que disminuye la rotación de personal de manera significativa, para mantener un buen clima organizacional es importante empezar desde el reclutamiento, en Siath Consultores llevamos a cabo procesos que garantizan encontrar al personal ideal para ti y tu empresa.